Cocina Pueblo nuevo



Reforma de una cocina en Barcelona,

La peculiaridad de este diseño es la península central,  que nos permite optimizar el espacio, generando mas zonas de trabajo y almacenaje. Es donde hemos ubicado la zona de cocción, y hemos elegido una campana cilíndrica, muy ligera visualmente. Una cocina que integra todo el equipamiento necesario, buscando un diseño practico y funcional. La misma península, nos sirve de barra, para los almuerzos.

Sin duda una península de estructura sencilla es una gran aliada cuando se trata de amueblar las cocinas pequeñas, como es el caso.

La cocina esta dividida en dos espacios, por un lado una zona de almacenaje, con armarios columna, incluido un rinconero con mucha capacidad. Esta misma zona alberga la nevera americana y la columna horno microondas, también equipada de muebles. La otra parte de la isla, esta pensada para la manipulación de alimentos y la preparación de las comidas, alberga la zona de aguas, con un escurridor integrado en el propio silestone y dispone de una amplia encimera de trabajo y los fogones. Un diseño muy accesible, para movernos con comodidad y tener todo a mano.

Esta ultima área de trabajo, se ha ubicado muy próxima a la entrada de luz natural, a través de un gran ventanal de puertas correderas y cristal mate. Como siempre, en nuestros diseños aprovechamos cada entrada de luz natural, para sacarle el máximo partido. Cabe destacar, que antes de la reforma, esta luz entraba únicamente en la galería, que se encontraba separada de la cocina, pequeña y oscura. Optamos por juntar estos dos espacios y generar uno nuevo, mas amplio, mas luminoso y mucho mas funcional.

Una cocina que se adapta a las nuevas necesidades y a las nuevas formas de utilizar el espacio. Porque la cocina, se convierte muchas veces en el centro neuralgico de la casa, donde acaban todos los miembros reunidos, conversando, mientras preparan la comida, la cena o mientras disfrutan de un vermuth.