Reforma cocina isla central

En esta reforma de cocina, partimos de un espacio amplio, el cual nos ha permitido diseñar una cocina cómoda y con mucha capacidad.

Tenemos muebles en ambos lados de la cocina y una isla central enmarcada en una alfombra de mosaico hidráulico. La isla es un sitio perfecto para preparar los alimentos o para utilizarla como mesa. Los módulos altos y despensa se han agrupado en la parte izquierda de la cocina, dejando la zona de encimera libre de muebles altos, únicamente la campana extractora y una balda de madera.

El blanco es el protagonista en el mobiliario, la sensación de luminosidad y limpieza, nos parece un acierto para una cocina. Laca blanca para los muebles, con tirador integrado tipo uñero y el sobre de silestone blanco Zeus. Destaca la isla, realizada de hierro y madera, con unos taburetes acolchados muy cómodos.

La cocina se separa del comedor mediante dos puertas correderas de hierro y cristal. Nos gusta la comunicación entre espacios, nos gusta la flexibilidad.

 

Cocina en Carrer Paral·lel

Detalle de cocina de la reforma del Paral·lel 

Reforma de una cocina y zona de lavadero, separado mediante unas puertas de cristal integrada en la pared.

Los acabados elegidos para los muebles combinan el rojo con el gris antracita, una combinación muy atrevida. Una cocina llena de vitalidad y energía, pero en su justa medida, se ha elegido cuidadosamente la tonalidad del rojo y se ha combinado con un gris oscuro, que neutraliza la composición. Para la encimera, se ha optado por un material porcelanico, el cual es ideal para una encimera ya que es muy resistente a los golpes y ralladas además de no ser poroso.

Para el suelo, hemos optado por el mismo parquet que el resto de la vivienda, de tonos grises. Se trata de una cocina de dimensiones reducidas, la cual esta equipada con todo lo necesario para la comodidad del día a día. La clave para conseguir una cocina práctica se basa en la correcta organización de las tres zonas de trabajo. Es decir, la zona de cocción, la zona de aguas y la despensa, pensar en un recorrido que sea natural y cómodo.

En este caso hemos diseñado una zona de muebles en L, que albergan los fogones, el fregadero y encimera de trabajo. Frente a ellos encontramos una linea de módulos altos destinados al almacenaje, y electrodomésticos varios como nevera, microondas y horno. Por ultimo, el lavadero, el cual hemos querido integrar con la cocina, para dar mayor sensación de amplitud, y facilitar la entrada de luz natural que llega a través de la galería. En esta zona, encontramos la lavadora y secadora, las cuales están integradas dentro de muebles y un fregadero también integradoras detrás una persiana metálica.

Hemos conseguido equipar la cocina con todos los electrodomésticos requeridos, incluso una pequeña nevera de vinos. Cocinas que se diseñan al milímetro, estudiando cada detalle para conseguir un proyecto que cumpla todos los requisitos exigidos.

Reforma cocina en Sant Antoni

Reforma cocina en el barri de Sant Antoni,

Se ha diseñado una cocina abierta al salón, buscando una estética clásica-actual. Hemos colocado un pavimento de mosaico de formas geométricas, un elemento que destaca entre los muebles blancos lacados. Para el  sobre hemos elegido la madera, un material natural muy cálido.  Este tipo de encimeras envejecen con el tiempo, y es parte de su encanto.

Para el fregadero, hemos buscado un modelo de porcelana blanca.

Reforma cocina les Corts

Reforma de cocina en el barrio de les Corts Barcelona.

Reforma de cocina y office, se trata de un espacio amplio y diáfano. La puerta de acceso a la vivienda se encuentra en este mismo espacio, hemos dividido este zona mediante un muro que no llega a techo. Por un lado sirve para la colocación de un desayuno en la zona de office y un mueble de recibidor para la entrada, ademas de dar privacidad des de la puerta.

Para el mobiliario de la cocina hemos optado por la laca blanca con tirador integrado y en la zona de comedor, una mesa de estructura de hierro con el sobre de madera.

Cocina Pueblo nuevo

Reforma de una cocina en Barcelona,

La peculiaridad de este diseño es la península central,  que nos permite optimizar el espacio, generando mas zonas de trabajo y almacenaje. Es donde hemos ubicado la zona de cocción, y hemos elegido una campana cilíndrica, muy ligera visualmente. Una cocina que integra todo el equipamiento necesario, buscando un diseño practico y funcional. La misma península, nos sirve de barra, para los almuerzos.

Sin duda una península de estructura sencilla es una gran aliada cuando se trata de amueblar las cocinas pequeñas, como es el caso.

La cocina esta dividida en dos espacios, por un lado una zona de almacenaje, con armarios columna, incluido un rinconero con mucha capacidad. Esta misma zona alberga la nevera americana y la columna horno microondas, también equipada de muebles. La otra parte de la isla, esta pensada para la manipulación de alimentos y la preparación de las comidas, alberga la zona de aguas, con un escurridor integrado en el propio silestone y dispone de una amplia encimera de trabajo y los fogones. Un diseño muy accesible, para movernos con comodidad y tener todo a mano.

Esta ultima área de trabajo, se ha ubicado muy próxima a la entrada de luz natural, a través de un gran ventanal de puertas correderas y cristal mate. Como siempre, en nuestros diseños aprovechamos cada entrada de luz natural, para sacarle el máximo partido. Cabe destacar, que antes de la reforma, esta luz entraba únicamente en la galería, que se encontraba separada de la cocina, pequeña y oscura. Optamos por juntar estos dos espacios y generar uno nuevo, mas amplio, mas luminoso y mucho mas funcional.

Una cocina que se adapta a las nuevas necesidades y a las nuevas formas de utilizar el espacio. Porque la cocina, se convierte muchas veces en el centro neuralgico de la casa, donde acaban todos los miembros reunidos, conversando, mientras preparan la comida, la cena o mientras disfrutan de un vermuth.