Reforma baño en Sant Cugat

Proyecto de reforma de uno de los baños que hemos realizado en esta casa de Sant Cugat.

Se trata de un edificio muy especial, una construcción antigua, de techos altos y grandes ventanales. Hemos querido respetar la esencia de la propia arquitectura, buscando materiales acordes con este ambiente noble que respira la casa, con algún guiño actual. Para este baño, hemos elegido un pavimento que intercala piezas octogonales, la pieza grande blanca y en sus esquinas negro, consiguiendo un efecto elegante.

Para las paredes, un alicatado clásico formado por piezas rectangulares en blanco que rematan con un listelo el encuentro con el yeso que continua por la pared, hasta llegar al techo.

En la reforma de este baño se ha realizado un mueble a medida, de madera decapada y tiradores de hierro negro. En el lateral y bajo el gran ventanal, se ha realizado un banco con cajones del mismo acabado que el mueble. Para el lavabo, se ha optado por una pieza realizada en mármol macael, totalmente a medida y con dos senos.

La bañera es una pieza a destacar de este baño, se trata de una bañera exenta y aunque se trata de un diseño moderno,  guarda las formas clásicas de las bañeras antiguas de hierro fundido. Hemos elegido el color negro, que resalta con las paredes blancas. Detrás de la bañera se ha diseñado una hornacina rectangular, para dejar jabones la cual esta iluminada por una luz led integrada en el propio cajón. El baño dispone de una zona separada por mamparas que alberga el inodoro y una practica ducha para el dia a dia. Hemos conservado los radiadores existentes, realizando nueva la instalación.

Para la iluminación, hemos elegido unos apliques de hierro y cristal sobre el lavabo, y para la luz general una lampara también de hierro y cristal que dejan a la vista la clásica bombilla edison, en este caso led.

Reforma baños en el barrio de Sarrià

Se trata de la reforma de dos baños en un piso que reformamos en el barrio de Sarrià,

son dos baños completos, uno de ellos ubicado en la habitación principal. Hemos dividido el baño mediante una divisoria de cristal mate, que permite la entrada de luz que llega des de la ventana de la habitación.

Hemos querido hacer una intervención minimalista en este baño, de manera que se ha elegido el mismo material para suelo y pared. Un porcelanico de gran formato, y de color claro combinado con la pintura en la mitad de pared. un baño completo que dispone de lavabo, con mueble de madera, inodoro y un amplio y cómodo plato de ducha, con textura pizarra.

El segundo baño hemos querido darle un toque mas personal. En el pavimento, una imitación a mosaico hidráulico en blanco y negro. Para las paredes la clásica pieza metro de 20x10cm, colocada a rompe juntas. Para el mueble de baño hemos querido hacer un elemento ligero, por este motivo hemos diseñado un mueble formado por dos baldas de madera de pino, con un lavabo de sobre encimera tipo bol.

Reforma baño en pueblo nuevo

Reforma de un baño en el Poblenou de dimensiones reducidas donde el objetivo ha sido sacar el máximo partido del espacio, jugando con tonos claros y con una luz cálida.

Hemos diseñado un mueble sobre el murete del inodoro, de fondo reducido, ideal para almacenar los pequeños frascos que habitualmente guardamos en el baño. El acabado para el mueble de madera clara, que aporta mucha calidez al espacio y hemos colocado una luz led.

 

Reforma baño obra vista

En la reforma de este baño, decidimos descubrir las paredes de ladrillo y destacarla mediante una luz led detrás del espejo.

Sin duda es el elemento característico de este diseño, que le da mucha personalidad. Para el resto de paredes optamos por el blanco y para el pavimento hemos elegido un porcelanico negro tipo pizarra, con textura y  muy cálido.

El mueble de baño se ha realizado a medida, mediante dos baldas de madera maciza y un lavabo tipo bol. Las griferias y otros accesorios, las hemos elegido en negro, una tendencia muy actual que nos ayuda a completar este diseño, con mucha personalidad.

 

Baño gresite

Reforma de un baño en Sant Just d’Esvern, la peculiaridad de esta reforma, son los acabados seleccionados. Optamos por un revestimiento en las paredes de pieza pequeña tipo gresite, un material con una gran capacidad para soportar cambios bruscos de temperaturas, así como la humedad, y ofrecen una gran resistencia y durabilidad. A nivel estético ofrecen variedad de acabados, muchos de ellos se pueden personalizar. En este caso optamos por una base neutra, de tonos blancos y en la pared de la ducha combinamos con negros y grises.

Para el suelo colocamos un pavimento tipo parquet vinilico, muy resistente a la humedad y especialmente indicado para baños. La madera le dará mucha calidez a este espacio, se trata de una madera oscura muy elegante, que contrasta con la claridad de las paredes.

Para el plato de ducha, hemos seleccionado un acabado de tonos similares al pavimento. Es un plato de ducha de resinas, con textura tipo pizarra, y solamente tiene 2cm de grosor.

Para el resto de elementos, el blanco ha sido el protagonista.

Reforma de baño revestido de microcemento

Reforma de un baño completo revestido mediante microcemento gris.

Un material que consigue un acabado sin juntas, además su espesor es de 2-3 mm, resulta una gran ventaja en reformas donde queremos realizar el mínimo impacto, a nivel de derribos y escombros, ya que se puede aplicar directamente sobre las baldosas existentes.

Para este baño, hemos elegido dos tonalidades de gris para suelo y paredes.El mueble de baño lo hemos realizado de madera, con un lavabo sobre encimera. La madera queda genial conjuntado con el microcemento, además de aportar al espacio un toque cálido.

El microcemento es un material impermeable por lo que está preparado para aplicarlo en zonas donde hay agua como el caso de la ducha.

Hemos elegido un inodoro suspendido y con la cisterna oculta, integrada dentro del muro. El mismo murete se prolonga y en la ducha se aprovecha para integrar una jabonera de obra, para tener todos los utensilios de ducha ordenados y recogidos.

Baño blanco y madera

El objetivo de este baño ha sido conseguir la máxima luminosidad, disponemos de un espacio sin ventanas. Una característica muy habitual en cuartos de baño.

Por este motivo hemos elegido una pieza blanca con textura, una pieza con carácter, pero con un tono muy neutro y claro. Para romper la composición hemos deicidio alicatar únicamente las zonas estrictamente necesarias, y combinas con la pintura.

Para la pintura un tono cálido y claro que rompe la pureza del blanco. El suelo es otro detalle a destacar en esta reforma, un pavimento vinilico de parquet oscuro, muy elegante y calido.